miércoles, 24 de junio de 2015

Ni Todos contra Podemos, Ni Podemos contra Todos




Voy a tratar de ser claro desde el principio: PODEMOS es un partido en construcción que nació hace poco más de un año. Nació como un proyecto PARA LLEVAR A LA POLÍTICA MUCHAS PROPUESTAS INDIVIDUALES Y COLECTIVAS que no cabían en el sistema de partidos preexistente al 15M. Tiene derecho a un desarrollo propio, a nacer, crecer y desarrollarse y, permítanme, si fuera el caso, también, morir en el intento, por que el movimiento se demuestra andando y se está demostrando. 

Me ha gustado la entrevista de hoy entre Alberto Garzón y Pablo Iglesias
En estas últimas elecciones, militantes de Podemos y de otras organizaciones han impulsado plataformas de convergencia, y más aún, de UNIDAD POPULAR, porque en ellas las fuerzas de la convergencia se diluyen y dan paso a la unidad popular, EN TORNO A UN PROYECTO COMÚN DE CAMBIO pero impulsado desde actores plurales, Personas con enorme talla moral y política, que han dado el paso adelante, NO DESDE APARATOS BUROCRATIZADOS, sino como personas comprometidas con el cambio y con la gente.

También se ha demostrado que Podemos rompe el techo electoral de las opciones transformadoras en las elecciones autonómicas, como por ejemplo en Castilla y León y en Palencia.
Bienvenidos seamos todos AL ESPACIO COMÚN que ha abierto PODEMOS, en cuanto a nuevas formas de participación democrática, de propuesta y de organización presididas por la ética y el empoderamiento ciudadano. Muchas personas y colectivos se han acercado de nuevo a la política, a la “nueva política” y muchos JÓVENES lo hacen por primera vez, profundamente desengañados ambos por los canales de participación en política que había hasta hace poco más de un año. 

También muchos VIEJOS LUCHADORES han retomado la ilusión y el espíritu de combate por la igualdad y la justicia social que habían perdido en organizaciones burocratizadas, controladas por aparatos que sólo buscaban su reproducción y no la Emancipación de la gente que por otro lado predicaban. Se ha instalado la costumbre del debate, de la ética del respeto a los demás, de la participación abierta en foros donde, como dice el viejo adagio castellano, nadie es más que nadie, de las asambleas que han vuelto a la calle siguiendo el ejemplo del 15 M y de otros movimientos. Más allá de la comprensión del verdadero valor de estos cambios en las mentalidades de las gentes, algunos siguen pensando en las Sumas aritméticas de Aparatos y de Siglas de proyectos, cuyo agotamiento como herramientas útiles para ganar el cambio necesario para el pueblo, es demasiado evidente.

PODEMOS está demostrando que en su proyecto de cambio y transformación suma a gente que sólo con él se han acercado a la política y a la política de cambio. Esta dando voz y canal de expresión y participación política a activistas de los movimientos sociales más diversos, a los defensores de la educación y de la sanidad pública, a quienes se han movilizado frente a los desahucios o contra la marginalización de colectivos como los LGTB. 

Pero no es suficiente, por supuesto hay que seguir encontrando compañeros y compañeras, aliados, compañeros para este viaje, actores para compartir un cambio necesario para devolver la esperanza, la dignidad y la soberanía al pueblo llano, más allá de siglas y de símbolos (que no de valores y principios) que nos amarran al pasado y al fracaso. Porque enfrente tenemos al enemigo de la libertad, de la igualdad y de la justicia que no nos lo va a poner fácil.

Ilustración: Bajo qué paraguas de José Ibarrola

jueves, 19 de marzo de 2015

RELEYENDO A NOAM CHOMSKY SOBRE HISTORIA RECIENTE DE EE.UU Y SUS RELACIONES CON VENEZUELA

Texto basado en Noam Chomsky “Estados Fallidos. El abuso de poder y el ataque a la democracia”, 2006. Para Noam Chomsky, el déficit democrático que arrastra Estados Unidos y el afán por imponer “manu militari” sus intereses en todo el mundo hacen de esta superpotencia global un “estado fallido”. O lo que es lo mismo: un estado que transgrede el derecho nacional e internacional. Chomsky revela la cruel paradoja de que Estados Unidos, cuya retórica imperial se arroga el derecho a imponer “la democracia y la libertad en el Mundo” hace lo que presuntamente dice combatir”. Este principio vale lo mismo para Oriente Medio (Intervenciones en Afganistán, Irak, Siria, Libia, etc. que para Venezuela. )

Bush Y Asociados siguieron dedicándose a la misión democratizadora del presidente también en los dominios tradicionales del poder estadounidense. En 2002 En 2002 apoyaron un golpe de Estado militar para derrocar al gobierno electo de Venezuela, presidido por Hugo Chávez, pero tuvieron que escurrir el bulto ante la abrumadora condena de Latinoamérica. [Ahora sucede algo parecido]. … Después de que un levantamiento popular reinstaurara el gobierno, Washington regresó a la subversión, bajo el disfraz de “apoyar la democracia”: un patrón  familiar. Así, tras inhabilitar a Venezuela por su supuesta falta de cooperación en las operaciones antidroga de EE.UU. en la región, Washington “renunció a aplicar los recortes en ayuda extranjera estadounidense que suelen acompañar a la “inhabilitación” para poder seguir apoyando a los grupos prodemocráticos venezolanos que se oponen al izquierdista Chávez. [Miami Herald, 16 de sep de 2005].
El concepto es interesante. Mientras que el derecho de Washington a apoyar a los grupos antichavistas en Venezuela no puede ponerse en entredicho, es posible que se alzara alguna ceja si Irán estuviera financiando a grupos anti-Bush en Estados Unidos [O en España, como se acusa ahora a Podemos de recibir dinero de Venezuela o de Irán].
Da igual las cifras,  parámetros e índices de desarrollo humano que se exhiban. Un reportaje de una cola ante un centro de distribución de productos, convenientemente descontextualizado histórica, sociológica y geográficamente, es lo que hay que creer. Máxime si lo dicen los EE.UU. o se manifiestan clases medias altas que eran las que antes tenían acceso  a esos productos, a la economía en general, a la educación, a la sanidad, a la vivienda, a la cultura, al deporte y al poder político.
Venezuela era en 2004 era el país donde más se apoyaba la democracia con un 74 %. Por contrate, en esta misma época, en 2005, la mayoría de los ciudadanos estadounidenses cree que el público ejerce escasa influencia en las decisiones gubernamentales, y pocos creen que el Congreso se ajuste a las decisiones que tomaría la mayoría de los estadounidenses.
Lo que no se nos cuenta es el pasado inmediato de Venezuela. “En Venezuela, donde una economía petrolífera con el paso de las décadas ha producido una rutilante elite de superricos, [antes de la llegada de Chávez al gobierno] una cuarta parte de los menores de 15 años pasaba hambre, por ejemplo, y un 60 % de los mayores de 59 años, carecía de cualquier tipo de ingresos. Menos del 20 % de la población disfrutaba de seguridad social. Sólo con los gobiernos de Chávez  se ha difundido la cobertura sanitaria hasta cotas superiores al 90%, lo mismo que el analfabetismo que se ha erradicado. A ello ha contribuido la cooperación de más de 20.000 médicos y otros sanitarios cubanos. El otro gran enemigo del Imperio, que ahora ha cedido el testigo del enemigo número uno a Venezuela.
España es hoy uno de los escenarios de la lucha mediática, de la desinformación, de las medias verdades que se exhiben sin contextualizar, sin identificar autores, factores, causas, trayectorias, orígenes, intereses, a quienes les va peor y a quienes les ha ido mejor. De los intereses de quienes hacen identificaciones rápidas de algo que no tiene nada que ver con nuestra realidad, para levantar un dique frente a las mareas de libertad que vienen. Pero no van a poder engañarnos a todos. Sabemos leer, sabemos escuchar, sabemos ver, y esa es su perdición. Podemos.


lunes, 9 de marzo de 2015

Entre fines del siglo XIII y comienzos del XIV. Cuando El Señorío de Vizcaya se disputaba entre la nobleza castellano leonesa





El Linaje de los Haro, muy poderoso ya desde comienzos del siglo XII, es uno de los más ilustres de la vieja nobleza castellana. El mayor exponente del linaje fue don Lope Díaz de Haro, XIII señor de Vizcaya, a causa de su privanza con Sancho IV, de quien fue mayordomo y Alférez, pero el propio Rey Sancho IV, lo ajustició en Alfaro el 8 de junio de 1288, acusado de traición al Rey, para apoderarse éste de todas sus posesiones entre ellas Vizcaya. Como estudia Gaibrois. Entregando López de Haro, hermano de don Lope, recuperó para su linaje el Señorío de Vizcaya y fundó Bilbao el Señorío de Vizcaya a su hijo  el Infante don Enrique.
Diego mantuvo el Señorío, Pero tuvo contrarios en su propia familia que le disputaron el Señorío.
Así por ejemplo, el Infante don Juan, casado con María López de Haro, hija de don Lope, no aceptó que el tío de ésta poseyera el Señorío de Entre Vizcaya. Así, por ejemplo, en enero de 1296 el infante
don Juan trató de granjearse el apoyo del Concejo de Palencia para quitar el señorío de Vizcaya a don Diego. Pero los hombres buenos de Palencia, le respondieron que “si don Diego tuerto le ficiera, que esto que lo mostrase al Rey su señor e a la Reina su madre e al infante don Enrique, que lo avían a librar, que avían poderío de lo facer, que non ellos, e mostraron muchas razones e muchos ejemplos, porque cuando tales pleitos acaescieron en los reinos de Castilla e de León, que el rey con el acuerdo de los sus prelados e de los sus ricos omes lo libraban siempre” (Crónica de Sancho IV, p. 99) . El Infante don Juan siempre puso por condición para apoyar al rey que le diese el Señorío de Vizcaya, pero la reina María de Molina, se negaba, hasta que en junio de 1300, cedió finalmente, cuando el infante don Juan juró servir a Fernando IV y le concedieron Mansilla de las Mulas, Paredes de Nava, Medina de Rioseco, Castronuño y Cebreros a cambio de que dejara de pretender el señorío de Vizcaya que seguía detentando don Diego López de Haro. La negociación siguió en unas Cortes en Carrión de los Condes en 1300…
En Castilla los años 1305 y 1306 están caracterizados por el complicado y tenso pleito sobre el Señorío de Vizcaya, pleito que pone una vez más de manifisesto la división y rivalidad existentes entre los representantes de los linajes castellanos más importantes. Al mismo tiempo que las Cortes tiene lugar en Medina del Campoel desarrollo del pleito sobre el Señorío de Vizcaya que nuevamente reclama el Infante don Juan en nombre de su mujer doña María Díaz de Haro, hija y heredera de don Diego López de Haro, hermano del asesinado don Lope. Este pleito está estudiado por historiadores como J.A. Llorente; Pedro Novia de Salcedo, Labayru, Balparda, etc. pero no hay un estudio moderno del mismo. Don Diego López de Haro, respondió a las pretensiones de don Juan diciendo que doña María, ya había renunciado a sus derechos sobre el Señorío a cambio en 1300 de las villas de Mansilla, Medina de Rioseco, Cebreros, Castronuño, Paredes de Nava y Villalón, todos ellos en la Tierra de Campos Leonesa, Palentina y vallisoletana. Pero en las cláusulas de este “trueque”, don Diego se había comprometido a entregar un documento de su madre, doña Constanza de Bearne otorgando la donación que él hiciera de la villa de Paredes de Nava a su sobrina doña María Díaz de Haro. Este requisito no había sido cumplido y los expertos en derecho, determinaron que por ese motivo el cambio no valía en lo referente a lo de “fuera de Vizcaya”, es decir, las tierras cercanas a Vizcaya, aquella parte en la que la falta del requisito era relevante.En consecuencia Fernando IV podría entregar lo de fuera de Vizcaya a doña María Díaz. El canciller Juan Núñez de Lara intercedió ante Diego López de Haro, pero este se marcho “a la francesa de” Medina del Campo, dicen las crónicas “sin despedirse siquiera del Rey”.

El maestre de Calatrava envió una misiva secreta al rey de Aragón Jaime II el 5 de junio de 1305”…a bien dos meses e medio que están en Medina del Campo el Rey sobre fecho del pleito que a don Juan con don Diego e fallan que nos es movido el Rey a este pleito e que sy don Juan quisiere demandar a son Diago que demande e nos sabemos sy demandará agora”. El 20 de junio seguía el pleito ahora en Valladolid, dando Fernando IV sentencia que fue la siguiente: “que pues don Diego no diera la carta de doña Constanza su madre por lo de Paredes al plazo que pusiera con el infante don Juan, que el pleito non era ninguno cuanto en lo de Urduña e Balmaseda e de las Encartaciones e de Durango e de los otros heredamientos de Vizcaya; e que pues el infante don Juan probara que Marí Díaz su mujer, era tenedora e feredera derecha del Conde don Lope su Padre e de don Diego su hermano, que gesol debía todo entregar.

El maestre de Calatrava y espía al servicio de Aragón, vuelve a escribir al rey de ésta Jaime II: “Vos fazemos saber que mio señor el Rey que dio sentencia contra don Diego en el pleito que don Juan e don Diego an en uno. Et la sentencia fue dada en esta manera, que entregasen luego Orduña e Balmaseda e una tierra que dicen las Encartaciones al infante don Juan. Et de fecho de Uiscaya et de la otra tierra retóuola el Rey en sy fasta que ouiese acuerdo sobre ello conbusco e con el Rey de Portugal e otras nueuas saluo que se fue el rey para Burgos por faser entregar estos logares dichos al indante Don Juan e aun es y e mouieron pleitesía entre Don Diego y el Rey e non sabemos sy se fiso porque basteçiesse los castiellos mientr que la pleitesía andudiese”…Se frqagu8ó un acuerdo para que Don Diego se mantuviese en sus posesiones vizcaínas mientras viviera y después se repartiesen entre su hijo don Lope que recibiría Orduña, Balmaseda y los demás heredamientos de “fuera” de Vizcaya , “la Vizcaya nuclear”. Y además el Rey le entregaría la villa de Haro y le nombraría mayordomo. Doña María Díaz de Haro se quedaría con Vizcaya, Durando y las Encartaciones. Cuando todo esto parecía acordado, intervino otro magnate de gran linaje castellano, Juan Núñez de Lara, yerno del Señor de Vizacaya al estar casado con la hjija de este también de nombre María Díaz de Haro,, fuerte en Castilla, quien enemistado con el infante don Juan prometiendo a don Diego apoyo si no firmaba. A camio Don Diego daba a su hija las villas de Tordehumos, Íscar y Melgar
El infante don Juan contraatacó y aceptaba renunciar a sus pretensiones sober Vizcaya a cambio de Guipúzcoa, con San Sebastián,  Fuenterrabía y Salvatierra de Álava… y otras villas en Tierra de Campos. Pero cuando don Juan se fue hasta Paredes de Nava a comenta a su mujer el “gran trato” que había propuesto al rey , Doña María Díaz de Haro se negó rotundamente a abandonar su demanda sobre Vizcaya aunque “ le dieses diez tales como Guipúzcoa e demás cuanto valiese Vizcaya”  Entonces el Infante convocó una junta en Castrojeriz para que fueran el Rey y don Diego y él para firmar un acuerdo, pero no acudieron y lo único que consiguió fue una tregua de dos años. A cambio el rey Fernando IV, hizo un servicio o derrama en toda la tierra de Castilla (territorio común) para pagar las soldadas que don Diego López de Haro le reclamaba para sus hijos y sus amigos vascongados de sus acciones a su servicio en la frontera con Portugal (Crónica de Fernando IV, p. 140)…

jueves, 22 de enero de 2015

Sobre populismos, hegemonía y cambio.


Observo que unos acusan a los otros de populismo y , en realidad, todos son populistas. Se juega en el terreno del populismo. Palabras como Libertad (de expresión), Democracia, Igualdad de oportunidades y de derechos, división de poderes, soberanía, etc. Son nobles principios que la actual casta en el poder han convertido en "conceptos vacíos" en manos de manipuladores profesionales, los políticos, empresarios, banqueros, intelectuales y periodistas que conforman las tramas de lo que se ha dado en proponer como Casta , son conceptos vacíos con los que se juega una vez vaciados de contenido por el regimen neoliberal que "disfrutamos". 

Y se acusa de populismo a los nuevos que aún no son casta y que, con los controles dispuestos deberían no llegar a constituirse como tal, y que disputan la hegemonía a los anteriores. 

Una de las principales novedades de Podemos es que está dando cierto protagonismo y voz a la "gente de abajo"(con la que ellos se identifican), porque términos como obreros, por mucho que nos pese sí que han quedado arcaicos en nuestra sociedad (y lo dice un obrerista irredento). Y esto es así porque ¿no es de abajo un pequeño empresario o autónomo sin crédito y con carestía de inputs (Electricidad, impuestos, etc.), no están proletarizados? por no hablar el 80 % de los trabajadores con contratos precarios o el 1,8 millones de familias con todos sus miembros en paro.

Es una crisis de legitimidad de quienes han demostrado predicar y no dar trigo, ante la duda de los que aún no han tenido que dar trigo (Y trabajo y coberturas dignas, pero lo sitúan como prioridad.) Yo ante la duda siempre con la ilusón de cambio, nunca con la reacción acomodaticia y conservadora.

Y eso predicando que otra Europa es posible. El domingo atentos a Grecia.

martes, 9 de diciembre de 2014

EL PROCESO CONSTITUYENTE QUE VIENE. SU NECESIDAD SIN RENUNCIAS NI ADANISMOS, CON EL PROTAGONISMO CIUDADANO



Transcurridos 36 años, según algunos aún no estamos en condiciones de dejar de renunciar, como se hizo en 1978, al mito de la Revolución, al ideal de la igualdad, a la conciencia de justicia, al ideal republicano, a la memoria y dignidad y reparación a las víctimas, o sea al triunfo absoluto de la Justicia, que sólo podrá realizarse con un Proceso Constituyente impulsados por las mayorías ciudadanas, que se diera en condiciones de absoluta de libertad y democracia y sin reacciones y defensas numantinas de un Régimen de lo posible hace 36 años que además se ha devaluado y degradado, convirtiéndo a sus ciudadanos en súbditos de la Troika y de las corporaciones transnacionales a través de la hipertrofia de una deuda impropia. Para participar desde nuevas bases en la construcción de una nueva Europa de los Ciudadanos.


Construir un futuro justo y libre
(Para otros la regalada historia)

“Cuando los golpistas irrumpen la sesión de investidura Carrillo desobedece la orden genérica de tumbarse y permanece en su escaño mientras los guardias civiles disparan sobre el hemiciclo, y dos minutos más tarde desobedece la orden concreta de uno de los secuestradores y permanece en su escaño mientras finge tumbarse. Como el de Suárez, como el de Gutiérrez Mellado, el de Carrillo no es un gesto azaroso ni irreflexivo: con perfecta deliberación Carrillo se niega a obedecer a los golpistas…Es un gesto de coraje, un gesto de gracia, un gesto de rebeldía, un gesto soberano de Libertad”

“Como el de Suárez, el gesto de Carrillo es también un gesto histriónico: Carrillo es un político puro, igual que Suárez, y por tanto un actor consumado, que elige morir de pie con un gesto elegante, fotogénico, y que siempre dijo que no se tiró bajo su escaño en la tarde del 23 de febrero por la misma razón escénica, representativa e insuficiente que Suárez siempre alegó: él era el secretario general del partido comunista y el secretario general del partido comunista no podía tirarse. Como el de Gutiérrez Mellado, el gesto de Carrillo es un gesto militar y toda su biografía lo había preparado para un momento así: Se crió en una familia de revolucionarios profesionales, desde que tenía uso de razón era un revolucionario profesional, en su juventud fue encarcelado varias veces, se enfrentó con pistoleros políticos, sobrevivió a una condena a muerte, conocía el fragor del combate, la brutalidad de tres años de guerra y el desarraigo de cuarenta de exilio y clandestinidad….”

“Como Gutiérrez Mellado, Carrillo pertenece a la generación que hizo la guerra; como Gutiérrez Mellado, Carrillo no creyo en la democracia hasta muy vanzada su vida, aunque defendiese durante la guerra una República democrática; como Gutiérrez Mellado, Carrillo participó de joven en un levantamiento armado contra el gobierno de la República, la revuelta de Asturias, de cuyo comité revolucionario formó parte cuando apenas contaba diecinueve años…”

“A partir del momento en que se inició la transición y los comunistas empezaron a desempañar un papel decisivo en ella, Carrillo obró como si lo hubiera sido, [Un error la revolución de Asturias de 1934], desactivando los mecanismos ideológicos y políticos que pudieran conducir a la repetición del error, un poco al modo en que su llegada al gobierno, Gutiérrez Mellado se aplicó a desactivar los mecanismos ideológicos y políticos del ejército que, cuarenta años atrás había provocado la guerra. No sólo eso: Carrillo –y con él toda la vieja guardia del Partido Comunista- también renunció a ajustar cuentas con un pasado oprobioso de guerra, represión y exilio, como si considerase una forma de añadir oprobio al oprobio intentar ajustarles las cuentas a quienes habían cometido el error de ajustar las cuentas durante cuarenta años, o como si hubiera leído a Max Weber y sintiese como él que no hay nada más abyecto que practicar una ética que sólo busca tener razón y que, en vez de dedicarse a construir un futuro justo y libre , obliga a ocuparse en discutir los errores de un pasado injusto y esclavo con el fin de sacar ventajas morales y materiales de la confesión de culpa ajena.

“Al frente de la vieja guardia comunista, durante la transición y para hacer posible la democracia Carrillo firmó con los vencedores de la guerra y administradores de la dictadura, sino porque las recordaba muy bien y estaba dispuesto a cualquier cosa,  para evitar que se repitieran, siempre y cuando los vencedores de la guerra y administradores de la dictadura aceptasen terminar con ésta y sustituirla por un sistema político que acogiese a vencedores y vencidos y que fuese en lo esencial idéntico al que los derrotados habían defendido en la guerra .” [La República traicionada por enésima vez por la degradación del Régimen del 78]

“…Porque lo que la justicia dictaba a la muerte de Franco era el retorno a la legitimidad republicana conculcada cuarenta años atrás por un golpe de estado y la guerra subsiguiente, el juicio de los responsables del franquismo y la completa reparación de sus víctimas; Carrillo renunció a conseguir todo eso, y no sólo porque careciera de fuerza para conseguirlo, sino también porque entendía que a menudo los ideales más nobles de los hombres son incompatibles entre sí y en aquel momento tratar de imponer en España el triunfo absoluto de la justicia era arriesgarse a provocar la absoluta derrota de la libertad.”

“Lo relevante, lo políticamente relevante, es que, dado que las decisiones que adoptó propiciaron la creación de un sistema político más justo y más libre que cualquiera de los que había conocido España en su historia, y en lo esencial idéntico al que fue derrotado en la guerra (…) al menos en este punto la historia le ha dado la razón a Carrillo, cuyo gesto de coraje y gracia y libertad y rebeldía…, es el gesto de un hombre que tras haber combatido a muerte la democracia la construye como quien expía un error de juventud, que la construye destruyendo sus propias ideas, que la construye negando a los suyos y negándose a sí mismo, que se apuesta entero en ella, que finalmente decide jugarse el tipo por ella.”

Transcurridos 36 años, según algunos aún no estamos en condiciones de dejar de renunciar, como se hizo en 1978, al mito de la Revolución, al ideal de la igualdad, a la conciencia de justicia, al ideal republicano, a la memoria y dignidad y reparación a las víctimas, o sea al triunfo absoluto de la Justicia, que sólo podrá realizarse con un Proceso Constituyente,  que se diera en condiciones de absoluta de libertad y democracia y sin defensas numantinas de un Régimen que ha devaluado y degradado a sus ciudadanos a súbditos de la Troika y de las corporaciones transnacionales a través de la hipertrofia de una deuda impropia.